«Malcorazón» - 伝記、アルバム、曲、ビデオクリップ

MalCorazón se inició en 1991, al mismo tiempo que Lucybell. Pero no fue hasta 1995 cuando desenfundaron un elepé interesante, como “San Bernardo”, bajo el brazo de la EMI. Claro que por esa fecha la banda de Valenzuela sacaba el exitoso “Peces”, llevándose todos los ojos de la crítica -y también las ventas-. Historia corta: MalCorazón se reformuló en una banda-transición llamada Rever. Tiempo después hubo cambio de guitarrista (Cristián López se fue a Javiera y Los Imposibles) y arribaron dos nuevos integrantes: el bajista Giovanni Quezada y el baterista Cristián Córdoba. El resultado fue el lanzamiento de este evocador álbum de ocho tracks e impecable factura bajo el nombre que los vio nacer: Malcorazón.


“Abismo” trae ese sonido gris del pop electrónico de sintetizadores. Los santiaguinos proponen delicadeza y oscuridad femenina. Porque la voz de Cathy Lean y las notas de la guitarra de Jorge Flores -únicos sobrevivientes de la formación original- crean atmósferas plagadas de belleza oscura. Melodías angustiosas y letras que cantan de amor y distancias. Hay algo que contar en clave glam.


MalCorazón es gente de ropa negra, muy en la línea de Shogún. El disco fue producido por Cristián Heyne (personaje ya lugar común de esta página) y su mano se nota demasiado: las guitarras y secuencias tienen un rostro atractivo y de tristeza grave. Ok, crónica. Es pop alternativo para irse a volar. Para enterrarse en algún rincón solitario y existencialista de la mente.


Están los quiebres y los bajos juguetones que alguna vez conocimos acompañados de la respiración de Heyne, en temas como “Luz de amanecer” o “Es sólo el comienzo”. MalCorazón podría ser la versión femenina. Por-qué-no? Aunque “Abismo” y “Todo peor”, los singles, muestren una cara mucho más radial y juguetona, lejana al proyecto de Heyne. El resto es lisergia, detalles interesantes de la limada producción y más oscuridad. Pop alternativo recomendable.


Extraido de: http://www.paniko.cl